Se inicia a doscientos metros de la Estación Cataratas del Tren Ecológico de la Selva, en un recorrido que permite una vista panorámica de la herradura de saltos, que comienza con una sucesión de balcones miradores que se inicia en el Salto Dos Hermanas, recorre los saltos Chico, Ramírez, Bossetti, Adán y Eva y Bernabé Méndez, para encontrar una primera parada en el salto Mbiguá.

El trazado de sus pasarelas está dispuesto por encima del filo de las caídas de agua, lo cual permite una vista vertical y en altura de sus rompientes, que es verdaderamente electrizante. Posee lugares de descanso que convierten al paseo en una fuente de energía y relax al contacto con el agua.

Después del Salto Mbiguá, una brazo de pasarelas cruza el río Iguazú Superior para llegar hasta el borde mismo del segundo salto más importante del sistema: el Salto San Martin.

Es el punto mirador con la mayor y mejor visión panorámica de todo el parque: desde este balcón puede divisarse, en la orilla brasileña, el Hotel Das Cataratas y los elevadores de del Área Naipi del Parque Nacional do Iguaçú, y del lado argentino es posible ver el Hotel Sheraton, la Torre Tanque que se asemeja a un faro, los balcones de los circuitos Superior e Inferior, la isla San Martín y a lo lejos, la pasarela que conduce a Garganta.

La salida del Circuito se realiza a través de 700 metros de pasarelas que recorren los islotes del Río Iguazú Superior casi a la altura de los árboles, para desembocar muy cerca de la Estación Cataratas, con su zona de servicios.

Dificultad: No. Sin escaleras.

Accesibilidad: Alta.

Longitud: 1.750 metros.

Tiempo estimado de visita: Dos horas.

Sanitarios y bar: a 50 metros de la salida, en Estación Cataratas.

Precio de esta excursión: Está incluida con el ingreso al Parque Nacional Iguazú.

Fuente: Iguazuturismo.gob.ar